Pasillo-Digital-Banner-728x90-2

Los nuevos desafíos de los proveedores de la industria minera

Tras un año de apretura es momento de sacar conclusiones y armar una estrategia concienzuda que permita enfrentar los nuevos desafíos del sector extractivo.
Miércoles 30 de Diciembre de 2015.- La incidencia de la minería en Chile tiene una consecuencia directa y evidente en el desarrollo de un mercado vinculante, altamente sofisticado pero al mismo tiempo, altamente expuesto a las vicisitudes y fluctuaciones del escenario económico. En este contexto, hoy parece urgente que todos los actores recojan el guante y actúen con inteligencia en el corto plazo considerando además que este sector reporta, junto al sector energético, cerca del 16% del producto interno bruto (PIB) de Chile.
 
Palabras al cierre

El 2015, las cifras de crecimiento país y sectorial – minería y energía – han sido austeras y se prevé que continúen en esa línea. De hecho, de acuerdo al Ipom de Diciembre del Banco Central, se prevé un ajuste en el precio del cobre para los próximos dos años, situándolo en torno a los USD 2,6 la libra.

De acuerdo al ente emisor, los principales factores que afectan el nivel de largo plazo del cobre son variados y difíciles de estimar pues “por un lado, la oferta es limitada, tanto porque es un recurso natural no renovable como porque el costo de instalar una faena es muy elevado”.

Como consecuencia, los grandes operadores han tomado la decisión de desistir o suspender el desarrollo de proyectos de inversión para concentrarse en el control de costos de sus faenas en desmedro del avance de nuevas iniciativas. Así lo ha percibido Daniel Morales, Gerente General de R&Q con dilatada experiencia en la dirección de proyectos mineros quien señala que la industria “está en un proceso de ralentización dado el precio del cobre y no está claro aún cuánto tiempo durará este valle. El año 2015 fue claramente más lento que los anteriores y con una marcada tendencia a bajar los costos y detener los megaproyectos”.

“En los últimos meses hemos visto caer la producción en casi un 10 % y al parecer el escenario no será mejor en los próximos meses por lo que el desafío de las empresas vinculadas a la industria extractiva estará orientado a bajar los costos”, enfatiza.
 
En la misma línea, Elías Arze, past president de la Asociación de Ingenieros Consultores (AIC) es prudente al recordar que “hemos vivido una época de gran bonanza, muy protegidos por el alto precio del cobre lo que nos permitía algunas ineficiencias pero, hoy día hacia donde tiene que avanzar la industria minera chilena es hacia una industria más eficiente, más productiva, más ambiental y socialmente aceptable”.

Para ello será vital trabajar en un concepto ampliamente mencionado, la productividad y en este desafío los diversos proveedores de la industria tienen un rol clave. “Desgraciadamente ese concepto no ha estado bien entendido en la industria minera y muchas veces las relaciones con las empresas proveedoras se trabajan de manera muy ‘transaccional’, no percibiendo – los operadores – las ventajas de tener a una empresa como socio”, añade.
 
 
Desafíos 2016
 
De acuerdo con estimaciones desarrolladas por Innovum-FCh y Cochilco, el 60% de los costos operacionales de las compañías mineras corresponden a la compra de bienes y servicios (excluyendo energía y combustibles) a empresas proveedoras. En el escenario actual, las capacidades que desplieguen los proveedores, la calidad de sus productos y servicios, su productividad, entre otras, serán claves para asegurar la sustentabilidad y competitividad de las propias empresas mineras por lo que los desafíos estarán vinculados principalmente a asegurar competitividad.
 
Cómo indica Carlos Orlandi, presidente de Minnovex (Asociación Gremial de empresas para la innovación y la exportación de productos, insumos y/o servicios intensivos en conocimiento para el sector minero e industrial), “la Minería debe ser una plataforma de industrialización especializada que no podemos desaprovechar; las posibilidades de desarrollo y de acumulación de capacidades tecnológicas que se generan desde la minería pueden casi infinitas”.

En palabras de Daniel Morales, los grandes desafíos de la industria en el corto plazo se concentrarán en “mejorar la productividad, el tema del agua, el uso de energías no contaminantes, el territorio y el modelamiento matemático aplicado a la minería y biotecnología, entre otros”.
 
Para propiciar estas soluciones, Andrés Colomer vicepresidente de SUTMIN, Asociación Gremial de Suministradores Técnicos y de Ingeniería para la Minería destaca la necesidad de “favorecer la sinergia de acuerdo a las especialidades de las distintas empresas para bregar en conjunto en este período de contractura”.
 
“Finalmente estamos todos montados en la misma máquina, este es el minuto donde hay que trabajar, ser creativo y buscar la asociatividad con otras empresas.  Aunque suene obvio, la clave es trabajar” argumenta Colomer.

Del mismo modo, más allá de esta forma de trabajo asociado, es importante avanzar en lo que Orlandi llama “co-creación de soluciones con nuestros clientes para enfrentar sus desafíos y “dolores”, pues así es posible lograr resultados positivos en menos tiempo, con menos costo y con mayor aporte de valor para todos”.

FUENTE: http://www.portalminero.com/pages/viewpage.action?pageId=106433663

Artículos Relacionados

En el marco del foro “Abastecimiento de agua en la minería” organizado por Cochilco y el Departamento de Ingeniería de Minas de la Universidad de Chile, Portal Minero dialogo con el académico Christian Ihle, sobre el actual escenario hídrico que vive el país, el rol del Estado y las principales conclusiones derivadas del informe “Consumo […]

Internacional El commodity mostró un alza de 0,75% en la Bolsa de Metales de Londres. jueves 17 de octubre del 2019.- Una importante repunte de 0,75% experimentó esta jornada el cobre en la Bolsa de Metales de Londres. Con esto, el valor del metal rojo se ubicó en US$2,59750 la libra, precio que se compara con […]