La Amenaza del Acero Chino

 34 Vistas Totales,  1 Vistas hoy

La Amenaza del Acero Chino

Fuente: www.bbc.com

  La producción  china de acero es la misma cantidad que lo que produce el resto de los países combinados. Esto no parece ser tan malo si no fuese porque la industria siderúrgica se encuentra con un crecimiento económico descendido. Desde 1991 que el crecimiento de la industria no repunta y el acero que China no utiliza para su mercado interno, lo exporta a precios artificiales generando un exceso de oferta y serios problemas a nivel mundial.

  El alambrón de acero es la materia prima para la fabricación de productos derivados del alambre, muy demandados en minería, industria metalmecánica y la construcción. Según Alacero (Asociación Latinoamericana del Acero), las importaciones de acero chino han crecido 75% este año, lo que desequilibra en mercado por el exceso de producción respecto al consumo mundial del metal.

A comienzos del 2015 las exportaciones de acero chino crecieron un 63% en comparación con enero 2014 están al borde de superar las 82 millones de toneladas totales del 2014. La demanda interna de China por el acero creció un 1 %, mientras en el resto del mundo fue el doble. El 2015 se prevé que no superará el 0.8% con lo que el riesgo de tener que cerrar fábricas y aumentar el desempleo es inminente, por ello China deberá encontrar una salida para el excedente.

Las leyes del comercio mundial garantizan que no exista “dumping” (vender bajo el costo de producción), pero pese a que el gigante asiático niega estar incurriendo en tales prácticas, sólo en América Latina cuenta con 12 demandas en curso ante la OMC (Organización Mundial del Comercio).

En el caso de Chile,  en septiembre CAP solicitó a la Comisión de Antidistorsiones de Precios los requisitos para aplicar la salvaguardia (medidas arancelarias de urgencia sobre la importación de productos) por competencia desleal. El gobierno eleva el impuesto a la importación de acero chino aplicando una sobretasa de 37,8%. Esta medida no ha sido suficiente, por lo que el grupo CAP (Compañía de Acero del Pacífico) asegura que China ha bajado aún más los precios del acero, razón por la que solicita al gobierno reconsiderar el impuesto.

Roberto de Andraca, presidente de CAP señala que la producción de acero y hierro del país la decide el gobierno, no ellos; y si el gobierno estima necesario cerrar Huachipato por poca rentabilidad, habrá que hacerlo. Para evitar este descenlace, el impuesto para ingresar acero chino al país debe subir aún más. En el caso de Estados Unidos, segundo consumidor de acero del mundo, el impuesto de aduanas que el acero chino debe pagar para ingresar al país es de 110%.

La industria nacional de acero ya sufrido las consecuencias de la importación de acero chino. Desde el 2011 a la fecha, estas importaciones han aumentado cinco veces, principalmente las provenientes de China. A mediados del 2013 La filial del grupo CAP se vio obligada a parar la operación de uno de sus hornos y detener la manufactura de planos. Hoy la sustentabilidad de las operaciones de la empresa se encuentra en peligro de no mediar acciones drásticas destinadas a proteger la industria nacional y velar por una competencia leal.