Difícil futuro para el Carbón

Carbón

 32 Vistas Totales,  1 Vistas hoy

El cobre y el molibdeno no son las únicas víctimas de esta crisis. El carbón sufre en un escenario lapidario también para la región de Magallanes, mientras la Mina Invierno lucha por sobrevivir.

El presidente de la Confederación de Producción y Comercio en Magallanes y también consejero regional de la zona, Alejandro Kusanovic, se refirió al tema y a la dura situación que enfrenta el carbón con un precio de US$40 la tonelada y en una postura en la que reducir costos ya no es posible.

Paul Gnadt, Seremi de Economía de la zona, no coincide y asegura que en cuatro años más debiera venir una nueva alza en los precios del carbón y mientras tanto la mina Invierno puede resistir la tormenta, cosa que Kuzacovic pone en duda. El consejero regional agregó que la Mina Invierno no tiene una tarea fácil en reducir costos y ser más productiva y eficiente, por lo que ve difícil su supervivencia frente a la actual crisis, lo que sería fatal para el futuro de Magallanes.

El carbón sigue siendo una fuente de energía barata, por lo que pese a los intentos por hacer de las empresas entes más sustentables, se sigue prefiriendo el carbón en muchos casos por su bajo costo y bien rendimiento. La demanda de carbón debiera ser sostenida con el tiempo, por lo menos mientras no surjan alternativas que puedan competir con su costo y resultados.

A juicio de Kusanovic, es el Estado quien tiene que brindar a las empresas las facilidades para mejorar su eficiencia en lugar de poner trabas a proyectos económicos a desarrollarse en esa zona.

Una de las vías hacia la eficiencia para la Mina Invierno, eran las tronaduras, para remover material estéril. Se trata de un método más ecológico –muy necesario en la industria carbonífera- principalmente por la utilización de menor cantidad de maquinaria. Requiere de un mejoramiento considerable de la extracción mecánica existente. Actualmente las inversiones no son cosa sencilla debido al bajísimo precio del carbón y el futuro de la industria es difícil de prever dada la creciente tendencia que hace cada vez más rígidas las normas ambientales y llama a optar por energías más sustentables.