Cobre: Necesitamos un Plan C

 31 Vistas Totales,  4 Vistas hoy

cobre-Plan-CEn medio de una crisis que parece haber tocado fondo, el Director del Centro de Minería UC, Gustavo Lagos, advierte que la situación es extrema y que las empresas mineras deberán aplicar medidas drásticas. Ya se han recortado los gastos de producción, se han cancelado proyectos y despedido a ejecutivos, pero el precio del cobre continúa bajando.

Se esperaba que el piso fuese US$2 y estamos ahí. Si bien las empresas han tomado medidas para resistir cuatro o cinco meses más, después de este plazo, el escenario es incierto.

Expertos señalan que, como respuesta a estas medidas, el precio del metal rojo debiera subir. Al cerrarse faenas, eliminar proyectos en discusión y recortar drásticamente los costos, debiera producirse escasez y, como consecuencia de esto, el precio debiera aumentar. Se trata de una visión muy optimista pero que espera resultados a largo plazo, mientras tanto, ¿qué hacemos?

Se ha hablado de disminuir la producción con la finalidad de restringir la oferta y lograr un alza en el precio, como señala Alberto Merino, Gerente de Estudios de Sonami. Según Merino, las grandes mineras han bajado su producción este año por 600 mil toneladas y planean recortar 750 mil para el 2016, 3.3% de la oferta mundial del mineral.

Una alternativa es paralizar o incluso cerrar operaciones, como lo sugiere Fernando Porcile, Ex director de Codelco y ex presidente ejecutivo de Collahuasi. Según él esta sería la única forma de responder ante la continua baja del precio del cobre, además de reestructurar los proyectos de inversión. Este tipo de medidas implican el cierre de las medianas empresas o, por lo menos, una importante reducción en su producción. Hoy sólo es rentable seguir produciendo para aquellas empresas con un cash cost inferior a US$ 2,09 y existen varias que no caen dentro de esta categoría. Si deja de ser rentable la explotación de cobre, más mineras pequeñas y medianas sencillamente deberán cerrar y sumarse a las cerca de 180 faenas que ya han cerrado en lo que va del año.

En 1980 el precio del cobre llegó a niveles impensados y sólo volvió a ser atractivo después de siete años. En el 2003 llegó a US$ 0,69 por libra y la recuperación no fue mucho más corta que la vez anterior. En ambas crisis, la medida tomada por las mineras fue la de bajar la producción, pero Codelco y algunas otras empresas siguieron con sus niveles de producción y lo guardaron a la espera de mejores condiciones. Resultó.

Hoy, esta medida resulta ser una colusión y a nivel mundial no está permitido que las mineras hagan este tipo de acciones para influir en el precio del cobre. En el caso de decidir guardar su producción, cada minera lo debiera hacer en forma independiente y para tener algún resultado, lo debieran hacer empresas de gran envergadura.

En el marco del Asia Copper Week, el Presidente de la Sonemi, Alberto Salas, señaló que ya se fijó a la baja el precio promedio del cobre estimado para el 2016 y que no serán unos meses críticos sino más bien de un par de años e incluso hay quienes hablan de cuatro años malos.

Los niveles de producción esperados para el 2016, tendrán que esperar. Hoy es de vital importancia encontrar una alternativa al recorte en la producción o guardar la misma mientras el precio del cobre sigue por los suelos. Hay que encontrar un plan C.